Remedio para melancólicos, de Ray Bradbury.

Abre la puerta, escucha, siente, palpa, saborea: tienes entre tus manos «Remedio para melancólicos».

No esperes que todo se te dé hecho. Tienes que poner de tu parte como en cualquier actividad se precisa un poco esfuerzo, pero puedes estar tranquilo Bradbury te guiará por las playas, los montes, y los caminos; te llevará desde Waukegan a Marte.

Porque…, me pregunto ¿quién fue el primer hombre que viajó a Marte? 

Con su familia o con media humanidad, creo que fue Ray Bradbury, allá en los años cincuenta, antes incluso de que lo hiciera Amstrong a la luna.

Ponte cómodo y disfruta de esta antología de cuentos. El mago de las palabras hará el resto por ti. Podrás apreciar que los sueños pueden hacerse realidad, que nadie tiene derecho a quitarnos la libertad de creer en ellos.

«Remedio para melancólicos»: veintidós cuentos de ciencia ficción, fantasía y algo de terror, todos de muy variado corte e ideología. 

Hay un par de ellos que podrían haber formado parte de sus magníficas «Crónicas marcianas» y otro par están ambientados en Irlanda, donde escribió el guion para la película Moby Dick.

Estos son los relatos de «Remedio para melancólicos» y un breve comentario:

En una estación de buen tiempo.

Un homenaje a Picasso. Un sueño hecho realidad que por unos instantes se desvanece, pero queda en nuestra memoria.

El dragón.

El temor ante una bestia que recorre los campos con su fuego matando a todo el que se interpone en su camino. Al final del cuento sabremos de quién se trata.

Remedio para melancólicos.

¿Qué enfermedad tenía la pequeña que ningún médico encontraba su dolor? 

Poner al enfermo en la puerta de la casa, a la intemperie, no parece la solución…

El fin del comienzo.

Qué es un hombre sino el eslabón de una cadena milenaria. Qué piensa ese minúsculo ser cuando sus semejantes viajan a otros mundos en un cohete por el espacio.

El maravilloso traje de helado de vainilla.

Imagina un traje que consigue la mejor versión de ti. Ah, pero es muy caro, deberas compartirlo con tus amigos.

Sueño de fiebre.

Ese trance extraño y doloroso que sufre un niño enfermo con fiebre. ¿Qué hay de verdad en sus pensamientos?

La componedora de matrimonios.

Qué relación tiene la cama donde duermes con tu pareja cuando también fue la de tus antepasados.

El pueblo donde no baja nadie.

Viajas en un tren y decides bajar en esa estación que nunca hay nadie porque está perdida en medio de la nada. Y entonces encuentras a alguien que lleva esperándote toda su vida.

El aroma a zarzaparrilla.

Ese olor de juventud que nos lleva a imaginar que todo puede ser igual años después. Solo hay que cruzar una ventana, y por supuesto creer en ello.

Ícaro Montgolfier Wright.

Recuerdo a los inventores del globo aerostático.

La peluca.

Amor y desamor. Una peluca no lo puede remediar.

Eran morenos y de ojos dorados.

¿Cómo se vivirá en Marte? ¿Se adaptarán los seres humanos a aquel planeta? 

La sonrisa.

Un homenaje a la sonrisa de La Mona Lisa.

La primera noche de cuaresma.

Relato relacionado con la estancia de Ray Bradbury en Irlanda. Conocer la psicología de su chófer fue todo un acierto.

Tiempo de partir.

La aventura absurda de un hombre que todavía cree es historias de chiquillos.

Todo el verano en un día.

Supongamos un planeta donde el sol solo sale un día cada siete años.

El regalo.

Cuando el regalo de Navidad de tu hijo se tiene que quedar en el aeropuerto antes de partir.

El gran choque del último lunes.

Tal vez no pueda parecer absurdo, pero en los caminos de Irlanda, bajo la espesa niebla se producen colisiones.

Los ratones.

La vida de una singular vecindad.

La costa en el crepúsculo.

Un cuento sobre una sirena. Dos hombres regresan años después donde la encontraron.

La ventana de color fresa.

Cuando viajemos a Marte tal vez no podamos llevarnos todas nuestras pertenencias y queramos regresar.

El día que llovió para siempre.

En un hotel en medio de la nada donde nunca llueve, llega una mujer con un arpa. Su música cambiará todo.

Querido lector, necesitamos creer, viajar, aventurarnos. En estos relatos Ray Bradbury expresa la magia de lo increíble, el anhelo del viajero, bien sea en un cohete, en un globo o en un desierto.

Espero que disfrutes con su lectura, yo no puedo por más recomendartelo.

Si deseas saber más sobre Ray Bradbuy este es un buen artículo.

Otras novelas de Ray Bradbury:

Zen en arte de escribir.

El árbol de las brujas.

El hombre ilustrado

El árbol de las brujas. Ray Bradbury.

¿Truco o trato?

Hoy en día todos sabemos qué implica esta pregunta. La formulan en el día de los muertos, el primero de noviembre.

Puede que cuando suene el timbre de nuestra casa hasta nosotros estemos disfrazados y el susto se lo lleve el muchacho que está esperando en la puerta.

Un vampiro, una momia, un esqueleto o una bruja te mirarán con esa sonrisa perspicaz esperando que hagas trato y les des una golosina, de lo contrario te arriesgas a un truco sin saber si alguno de los que están en el umbral de tu puerta es realmente el malévolo espíritu que anda suelto en esta fecha.

El árbol de las brujas se publicó con The Halloween Tree, un título más acertado para la novela.

Supongo que en 1972 entre los hispanoparlantes no había mucha afición por Halloween.

Es una fiesta que hemos importado de norteamérica, y en España se trataba de una onomástica con una clara tradición religiosa.

De hecho sus raíces están vinculadas con la conmemoración celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, celebrada por los católicos el 1 de noviembre. El Samhain aún perdura en Galicia y otros lugares como fiesta del Magosto.

Veinte años después de su publicación, Bradbury escribió y narró una versión animada de la novela para televisión, por lo que ganó un premio Emmy.

Particularmente nunca he sido aficionado a esta fiesta. Nací en una época donde esta forma de entender el día de los muertos no se conocía. Con los años, la influencia de las películas norteamericanas nos fueron iniciando en Halloween.

Hoy en día los muchachos hacen la fiesta la noche del 31 de Octubre. Los colegios promocionan esta forma de pasar un buen rato. Las chavales se disfrazan y van de puerta en puerta buscando su recompensa, pero sigo pensando que casi siempre hay trato, y muy pocas veces hay truco. 

Ahora bien, todos sabemos que hay algo oscuro unido a la muerte. No me refiero a la tristeza por la pérdida de un ser querido, sino a ese desconocido mundo donde habitan los entes relacionados con el terror. Ese espíritu maligno que puede estar en un cementerio, o en una tenebrosa casa a las afueras de nuestro barrio.

A esa casa fueron los chicos de esta novela, y en ella encontraron a Mortajosario: un personaje que hace truco o trato con ellos. Inevitablemente nuestros compañeros de viaje aceptaron las premisas del amo de aquella fúnebre posada, pues estaba en juego la vida de uno de los componentes del grupo.

El árbol de las brujas es una novela de corte fantástico. Es Bradbury en estado puro.

Sus descripciones son hermosas, casi poéticas. La mezcla de elementos es perfecta: música, olor, color y sentimientos, unidos en una misma lazada, y todo bajo el contexto lúgubre y perverso de un ser que tiene atenazados a unos muchachos que solo buscaban diversión. Mortajosario les conduce a través del mundo en un viaje que recuerda a los cuentos de hadas.

En ese viaje visitaran el antiguo Egipto, antigua Grecia, antigua Roma, los druidas celtas, la catedral de Notre Dame en el París medieval y el Día de los Muertos de en México: una idea muy acertada para conocer el día de los muertos en las distintas culturas del mundo.

También es una forma de hacernos entender qué importante es la muerte para el ser humano en todas sus representaciones, y todo esto llevado de la mano del magnífico Bradbury.

Halloween desde los ojos de Bradbury es otra fiesta, es un evento en el que puedes saborear texturas diversas, divisar colores, amar y odiar; todo se da en esa noche. La muerte y la vida.

Con el árbol de las brujas sentirás que eres ese niño que en alguna ocasión ha tenido miedo de la oscuridad, de los monstruos, o del propio miedo.

Podrás observar los destellos del espectacular árbol de calabazas, quedarás hipnotizado, y entenderás la grandeza de la prueba:

¿Cómo no sentirse igual que uno de los muchachos de la novela?

Sobretodo cuando la muerte de un amigo depende de ti.

Así pues, ten cuidado cuando esa noche llamen a tu puerta.

Tú decides: ¿truco o trato?

¿Te gusta la fiesta de Halloween?

¿Has leído esta novela?

¿Quieres conocer más sobre este autor?

El hombre ilustrado, relatos de Ray Bradbury.

Zen en el arte de escribir. Consejos de Ray Bradbury.

El hombre ilustrado. Ray Bradbury.

El hombre ilustrado. Ray Bradbury. Relatos.

Si te gusta la fantasía y la ciencia ficción no te debes perder este clásico de la literatura. «El hombre ilustrado» es una de la obras maestras de Ray Bradbury.

Desde niños comenzó a crear cuentos. Su trabajo y amor por las letras es extraordinario.

Cuando comenta que para ser escritor has de comenzar escribiendo un relato a la semana durante diez años, te das cuenta que las musas solo existen para aquellos que trabajan duro todos los días, y que encontrarás la magia mucho tiempo después.

«El hombre ilustrado» es un conjunto de relatos de ficción que parten de la historia de un hombre que tiene tatuado su cuerpo con ilustraciones muy singulares.

Mencionar a Ray Bradbury es hablar de imaginación. Estos relatos versan sobre varios temas, muchos de ellos relacionados con el ser humano, marte, las estrellas, cohetes, o el papel que juega el hombre en relación con los viajes interestelares.

Como en «Crónicas marcianas», Ray Bradbury pasea por el espacio, juega con sus personajes, y mantiene una intriga en la que nos vemos en cierto modo involucrados.

Los temas que trata pueden ser hoy en día cotidianos, pero valoremos la obra desde el momento en que se escribió. Idear viajes planetarios, o androides en 1950 es una genialidad.

Sus diálogos son ágiles, los personajes creíbles, cualquiera de ellos puede ser uno de nosotros. La prosa es exacta y sublime; en ocasiones es la transcripción del verso.

Cuán cierta es aquella recomendación de Ray Bradbury en la que nos insta a leer poesía porque «Expande los sentidos y los mantiene en condiciones óptimas«.

«El hombre ilustrado» es en definitiva el cóctel perfecto entre ficción y pasión.

Me gustó especialmente la introducción: “Bailando, para no estar muerto”: un ejemplo de que escribir nos da la vida.

De los relatos, me quedo con “La larga lluvia”, “Los desterrados”, “El zorro y el bosque”, “Marionetas, S.A.” y “El hombre ilustrado”.

Todo forma parte de la eterna premisa de los creadores: «¿y si se diera tal circunstancia?

Y si… ocurriera esto, y si… fuera aquello.

Si te interesa la obra de Ray Bradbury, te recomiendo este artículo.

ray-bradbury-el hombre-ilustrado
Ray Bradbury.

Ray Bradbury fue un maestro de las letras, un mago de las ideas, un soñador y un luchador.

Si te interesa el proceso creativo como escritor, tiene una obra notable:

«Zen en el arte de escribir».

Aquí comento otras novelas de ciencia ficción, fantasía y terror.