Novelas que perduran en el tiempo.

Libros de George Orwell.

Los libros de George Orwell son novelas que perduran en el tiempo.

El otro día charlando con un compañero sobre clásicos de ciencia ficción, comentábamos la obra de Orwell como un referente de novelas distópicas.

libros de george orwell
libros de george orwell

A mi amigo y a mí nos gusta la ciencia ficción pero no coincidíamos en determinar si las novelas de Orwell lo son.

Todo depende de si crees que en el mundo aún vivimos bajo sistemas totalitarios, o si crees que los seres humanos estamos vigilados por un ojo incansable que clasifica todas nuestras acciones; entonces, tal vez, no sea ciencia ficción, estaríamos viviendo una distopía…

Sin embargo, sabemos que siguen existiendo países que subyugan a los ciudadanos, y que hay mundos donde todos estamos vigilados.

Por eso hoy quiero recomendarte las novelas de George Orwell.

Los libros de George Orwell más populares son 1984 y Rebelión en la granja: dos críticas a los sistemas políticos opresores que vivió el mundo durante el siglo pasado, y que aún están muy presentes en la actualidad.

1984-libros-de-george-orwell
1984 de George Orwell

1984 es una obra maestra publicada en año el 1949 donde podemos reconocer muchas similitudes que se dan en las sociedades actuales. 

Reconocer los conceptos que Orwell destapó como el Hermano mayor: ese ojo que vigila a la sociedad es algo que hoy identificamos de inmediato.

El mérito está en la genialidad de haberlo escrito hace más de 70 años. 

Podemos preguntarnos si es una novela distópica. Creo que sí, porque lleva al personaje principal a las torturas que tanto se dieron durante aquellos años. 

Hoy sin embargo, todo parece más sutil, más alegre, más… divertido. 

Se han hecho programas de televisión que recrean en cierto modo el control de unos personajes para la diversión del público. El ejemplo más claro es el archiconocido Gran hermano.

Esto no es nada frente a la ola que ha inundado el mundo del siglo XXI con el control de la información por los algoritmos de búsqueda tipo Google.

rebelion-en-la-granja
Rebelión en la granja de George Orwell.

Rebelión en la granja es otra de sus novelas más notables: una sátira que se desarrolla en una granja donde los animales son los personajes en un mundo jerarquizado. Una evidente crítica al sistema comunista.

Las novelas de Orwell son tan reconocibles en la actualidad que hace años se extendió el término Orwelliano para todo lo referente al distópico universo del totalitarismo.

Es indudable que George Orwell se vio condicionado por su experiencia en Barcelona durante la guerra civil española. Él era un hombre de principios que se alistó al bando republicano y participó activamente en la contienda. 

homenaje-a-cataluña
Homenaje a Cataluña de George Orwell.

En Homenaje a Cataluña habla de su experiencia durante los meses que vivió y sufrió en España.

Más que una novela, es una biografía sobre sus vivencias en el frente de batalla, y sobre todo, es una visión objetiva de los hechos que en muchos casos se tergiversaban en favor de una ideología.

Creo que debería ser una obra de referencia para historiadores y educadores, pero tal vez aún vivamos en un mundo distópico, y exista un Ministerio de la Verdad, otro término que él mismo acuñó en su novela 1984 en el que se reescribía la historia a favor de sus gobernantes.

La honestidad y el coraje con los que Orwell narra lo que allí vivió convierten a este autor en el escritor moral por excelencia.

A George Orwell se le ha relacionado como un autor de ciencia ficción por su visión distópica de los hechos, pero su obra está marcada por la crítica a los sistemas totalitarios preponderantes en el siglo XX. 

Sus novelas perduraran en el tiempo mientras las sociedades no experimenten un cambio radical en este sentido.

que-no-muera-la-aspidistra
Que no muera la aspidistra de George Orwell.

El capitalismo es otra de sus fuentes de lucha.

Que no muera la aspidistra es  otra novela que lleva al lector a ver a su personaje central como máximo exponente de una lucha individual contra este sistema. 

Algo que visto de esta manera es casi un absurdo. A quién se le ocurriría hoy en día luchar contra un sistema económico en solitario.

¿Deberíamos vender nuestra alma por un “buen” trabajo?

Desde luego no creo que nadie se plantee estas cosas si la alternativa es morir de hambre como le sucedía al personaje principal.

Pero George Orwell es mucho más que un novelista. Es también uno de los ensayistas más importantes de su época.

Cuando nos preguntamos de dónde sacan los escritores sus ideas, es indudable que podemos hallarlas en las propias vivencias, y desde luego Orwell tuvo innumerables experiencias vitales: desempeñó numerosos empleos, sirvió en la policía imperial de India en Birmania y estuvo en la guerra española. Era un aventurero y un idealista. 

Su bagaje como columnista en la BBC es muy extenso, y evidentemente sus ideales le llevaron a crear novelas que pueden parecer distópicas pero son más reales de lo que hoy en día creemos.

Por todo ello Orwell siempre consiguió que me identificase con sus relatos. 

Para mí es una fuente de inspiración que te recomiendo. 

Su influencia ha sido notable en mi novela El sueño de Gark, también catalogada como una ciencia ficción de corte distópico. Pero tal vez no lo sea, y dentro de algunos años estemos inmersos en un mundo controlado por  metabuscadores, y no seamos conscientes de que alguien lo escribió muchos años antes como si se tratara de una advertencia a las trampas que el ser humano se tiende así mismo.

Querido lector, la obra de George Orwell, es hoy, más que nunca, una referencia de lectura para todos los amantes de la buena literatura: es ese mensaje que perdura en el tiempo bajo una estética que agrada al lector.

¿Has leído alguna obra de George Orwell?

Cuéntame en los comentarios qué te ha parecido y si piensas que se puede encuadrar en la ciencia ficción. 

Suscríbete a mi blog y  recibirás los artículos.

¡Compartiremos Ciencia ficción!

Rebelión en la granja: el libro que marcó una época.

george orwell rebelion en la granja

El argumento de rebelión en la granja aborda el comunismo con una sátira inmejorable.

Pensemos por un momento en George Orwell sentado delante de su máquina de escribir. Año 1943, durante la segunda guerra mundial. Hitler y Stalin con un pacto de no agresión para cambiar el mundo, o más bien para destruirlo.

La crítica ante los totalitarismos de cualquier clase llevaron al autor a crear esta sátira. El nacional socialismo y el comunismo se habían convertido en dos armas de destrucción masiva.

Qué mejor argumento para idear una novela.

¿Crees que hoy en día se podría construir una sátira similar contra la corrupción o los sistemas perversos que siguen gobernando a muchos países?

Creo que sí. La prueba de ello es que la novela se ha utilizado en las escuelas de algunos países para enseñar a los niños que ni siquiera conocen la historia de la Unión Soviética.

Como lector conocí el título hace muchos años, pero la temática no me atraía. Los textos alegóricos no me convencían y preferí conocer al autor por sus novelas de ciencia ficción

Leí 1984, uno de los relatos más populares del autor británico, de la que destaco el ingenio de crear un argumento social que luego se ha utilizado en la realidad en bastantes ocasiones: el concepto hermano mayor o gran hermano

Me he deleitado con su novela Que no muera la aspidistra, crítica y lucha contra el capitalismo. Y tengo sobre mi mesilla de noche un volumen con más de mil páginas titulado Ensayos de Orwell.

Después leí Homenaje a Cataluña. Esta novela me sorprendió gratamente, pues supuso una serendipia que no encontraba: la visión de un miliciano en el bando republicano durante la guerra civil española; la objetividad de Orwell ante los acontecimientos vividos en primera persona es incuestionable.

Pero al fin abordé Rebelión en la granja. Orwell ya me había ganado hacía tiempo como autor de referencia.

Rebelión en la granja es otra obra maestra de inconfundible valentía por el momento en el que se publicó.

Sentémonos delante de una máquina de escribir allá por el año 1940, después de haber participado en la guerra civil española.

Meditemos sobre la genialidad de escribir esta sátira en contra de los totalitarismos emergentes que años después gobernaron el mundo.

Tengamos el valor de publicar esta novela en 1945 en contra de Stalin y Hitler.

Rebelión en la granja es todo eso. Es la crítica al sistema comunista, es también mostrar el deseo de los seres humanos por el poder absoluto, es la manipulación de las masas a través de la propaganda y la fuerza.

George Orwell escenifica en la Granja Solariega un escenario alegórico donde los animales son los personajes de la sociedad. En esta granja se simboliza al dictador, al pueblo y  a la clase obrera.

Todos los animales representan distintos personajes políticos de la época. En ellos podremos encontrar similitudes evidentes a Stalin, Lenin, Trotsky, Hitler o Churchill.

Una crítica al comunismo de Stalin que había pactado con Hitler, para posteriormente hacerlo con el gobierno británico.

De la novela destacó el magistral prólogo: La libertad de prensa. Solo por ello, recomiendo su lectura, pues es una demostración clara de que la novela sigue vigente en nuestros días. Cualquiera que lo lea, comprobará que en el siglo XXI existen muchas granjas, muchas rebeliones, muchos cerdos, y muchas injusticias provocadas por sistemas totalitarios.

La experiencia vital y la genialidad se unen en George Orwell.

George Orwell luchó por unos principios desde una trinchera, pero su mayor baluarte fueron sus novelas en contra de los totalitarismos. Sus textos se han llevado a las escuelas como forma de enseñanza.

Debemos entender que en el ser humano reside siempre la tentación de abusar del poder para utilizarlo en contra de nuestros congéneres.

La referencia de esta obra entendida como una instrucción para futuras generaciones nos podrá salvar de nuestra propia autodestrucción.

Rebelión en la Granja es un legado que debemos tener en cuenta para que las sociedades puedan prosperar en la igualdad.

No debemos olvidar nuestra historia para aprender de nuestros errores. En el mundo siguen gobernando muchos dictadores disfrazados bajo gobiernos supuestamente democráticos.

En alguna ocasión mis lectores me comentan la influencia que Orwell ha tenido en mi novela El sueño de Gark. Un sistema social controlado por un ente ajeno a nuestra voluntad. Un futuro que se asemeja a la novela 1984.

¿Vivimos en libertad o estamos sujetos a sistemas tan perversos como el comunista disfrazados con el traje de la opulencia y el consumo?

¿Conoces alguna novela de este corte?

Cuéntame tu opinión.

Artículo relacionado: Homenaje a Cataluña. G.Orwell.

Artículo relacionado: Que no muera la aspidistra. G.Orwell.

Suscríbete a mi blog y  recibirás los artículos.

¡Compartiremos Ciencia ficción!


Homenaje a Cataluña. George Orwell.

Homenaje a Cataluña es una novela de George Orwell que narra sus vivencias durante la guerra civil española.

En Homenaje a Cataluña se relatan los acontecimientos relacionados con la guerra civil española siempre me han interesado, especialmente a los hechos que la provocaron. Indudablemente todo sabemos que por aquellos años existían dos tendencias ideológicas enfrentadas. El hambre y la religión solo consiguieron acentuar el declive de una situación insostenible.

Homenaje a cataluña me pareció un título extraño para lo que luego representa el texto: la vivencia de George Orwell durante los meses que estuvo en España en bando republicano.

Conocer aquellos acontecimientos narrados de forma autobiográfica me lanzaron definitivamente a leerla. Confiar en la imparcialidad del autor fue fácil; algo que pude corroborar después.

Como amante de la ciencia ficción he de reconocer que me deje llevar por la maestría del propio autor, y si bien esta novela no lo es, sí es Orwell en estado puro. 

La novela se publicó en 1938 y se puede considerar un documento objetivo, previo a otra de sus novelas notables: Rebelión en la granja, una sátira inmejorable que vio la luz después de la segunda guerra mundial, en un momento donde publicar este tipo de novelas constituía un riesgo para cualquier autor.

Homenaje a Cataluña cuenta las vivencias del autor a su llegada a Barcelona, y su integración en el POUM. Orwell muestra en un principio su admiración sobre la forma en que los anarquistas controlan los espacios públicos y modifican las costumbres cotidianas y hábitos de la población civil, de tal forma que se crea una nueva relación entre los ciudadanos; el propio lenguaje cambia. Expresiones como “señor” o “don” desaparecen del vocabulario. Todas las personas son “camaradas”.

Orwell nos describe el control de la ciudad por parte de la clase trabajadora. Los edificios ostentaban la hoz y el martillo, y casi todos los templos habían sido destruidos. Todos las cafeterías y comercios habían sido socializado

Posteriormente la situación se degrada por un autoritarismo estalinista hasta tal punto que George teme por su vida y decide abandonar el país.

George Orwell fue un miliciano más en los años donde miles de personas se alistaban a un bando militar por unos ideales; un hecho que hoy en día puede extrañar a una sociedad carente de estas convicciones.

Su valor reside, además de la certera forma de relatarlo, en la visión objetiva que le confiere el personaje que ha vivido en primera persona aquellos acontecimientos.

Su nacionalidad le confiere la objetividad de lo narrado; este ha sido sin duda el mayor atractivo que le he dado a la obra.

No se trata de revelar una verdad absoluta sobre los hechos acaecidos en aquellos infaustos años, sino más bien apreciar que lo relatado por George Orwell es la certeza de su paso por España y que supone la visión de un personaje imparcial, aunque defendiera su arma en favor de la República.

Siempre me interesó saber cómo se gestó la contienda más que el propio desenlace de la batalla en sí mismo.

La dificultad para encontrar un libro o documento que no fuera sospechoso de alguna tendencia política intencionada, hacía que estos temas perdieran mi atención.

La honestidad y el coraje con los que Orwell narra lo que allí vio y vivió convierten a este autor en el escritor moral por excelencia.

Muchos historiadores han dado su versión oficial de los hechos; en Homenaje a Cataluña podemos apreciar los acontecimientos de una forma válida para corroborar o desmentir a los anteriores.

Sin duda encontré en este libro lo que ansiaba hace tiempo: una visión objetiva de un personaje que vivió aquellos años en la contienda.

Creo firmemente que entre sus líneas encontrarás parte de la biografía de su vida durante aquellos meses en los que sufrió las penurias de un miliciano en un ejército mal organizado, bajo distintas facciones que tentaban el poder en Barcelona de 1937.

Como dice en su cubierta: “La honestidad y el coraje con los que Orwell narra lo que allí vio y vivió convierten a este autor en el escritor moral por excelencia“.

En ocasiones los acontecimientos de una guerra son más ficticios que los que puede relatar una novela de ciencia ficción; se trata de la barbarie y el sinsentido de la especie humana. Algo que no debemos olvidar ni borrar de nuestros libros de historia. 

Esta novela me influyó en cierto modo para escribir El carámbano rojo, una ficción ambientada en los años de la guerra civil y sus posteriores acontecimientos.

Cuéntame si te gustan las novelas autobiográficas de autores de ciencia ficción.

Artículo relacionado: Rebelión en la granja. G. Orwell.

Artículo relacionado: Que no muera la aspidistra.

Suscríbete a mi blog y  recibirás los artículos.

¡Compartiremos Ciencia ficción!


Que no muera la aspidistra. George Orwell.

que-no-muera-la-aspidistra

Cuántas veces nos hemos visto despreciados por el sistema capitalista, y cuán de asumido tenemos que seguiremos bajo sus preceptos. 

Si en alguna ocasión te has sentido un marginado en una sociedad donde el dinero, la fastuosidad y el consumo son los grandes principios, tal vez entiendas a Gordon Comstock, personaje central de esta novela. 

George Orwell también sufrió las penurias de sistema que puede llevarte al extremo de mendigar para comer. 

La novela tiene ese sentido autobiográfico y valga pues para aproximarnos a las vivencias del autor en aquellos infaustos y también como precursora de la idea a la que le llevó escribirla. De todas las experiencias un escritor puede extraer grandes argumentos.

Gordon Comstock es un poeta frustrado y brillante escritor de eslóganes publicitarios pero le ha declarado la guerra al capitalismo y a la dependencia del dinero.

He aquí la genialidad de Orwell: un solo hombre contra un sistema, llevando sus principios hasta el extremo de perder la familia, los amigos, la pareja y la vida.

La lucha individual contra el capitalismo.

Que no muera la aspidistra es una novela que versa la vida de Gordon Comstock, un escritor que le ha declarado la lucha al dinero en un sistema capitalista.

Una idea diferente de ver el mundo. Otra  genialidad de Orwell.

La aspidistra es la planta que adorna cada una de las ventanas de la ciudad de Londres donde se desarrolla la acción. Es el símbolo de una existencia desahogada y agradable de la sociedad burguesa en la que se desarrolla la acción.

La novela muestra una crítica al sistema económico: el capitalista.

Orwell expone la tediosa y decadente vida de un personaje que trata de escapar de las garras del dinero en una sociedad que no dista mucho de la actual.

Toda la narración nos mantiene sobre un contexto decrépito y sucio, abocado al fracaso colectivo. Incide una y otra vez en la ignominiosa forma de vida de comienzos de siglo, y pronostica una gran guerra (aquí acierta de pleno, la obra se publicó en 1936).

Muy buena construcción de personajes.

Los personajes son visibles e identificables. La tristeza y abatimiento del protagonista es angustiosa y a la vez coherente.

Mantener unos principios de forma individual contra el sistema establecido es imposible, pero George Orwell trata de llevarlo hasta el extremo sobre un personaje antisistema que parece buscar su propia destrucción. La perspectiva del actor principal, desde el punto de vista de un escritor, me parece muy interesante.

Durante el relato sentirás que quieres ayudar al protagonista ya que su situación se convierte en insostenible y a veces absurda. Pero él tiene un objetivo, un destino bien definido, aun a costa de dejar a un lado a todas las personas que lo quieren ayudar.

Su obstinación es enfermiza. Puede llegar a recordar el comportamiento de una adicto a las drogas eludiendo al mundo y destruyéndose así mismo.

¡El odioso dinero!

que-no-muera-la-aspidistra-dinero
Que no muera la aspidistra.

Perdurar al margen del circuito económico y llevar a cabo la actividad que realmente te apasiona es un tema recurrente entre las personas creativas. La salvaguarda de unos principios que van en contra del dios dinero y el sistema del capital llevan al lector ante la tesitura de que realmente el personaje tiene razón y todo esté condicionado al dinero, ¡el odioso dinero!

Sobre el contexto de la obra me he sentido atraído y tal vez identificado con los argumentos que se exponen, no en vano hago una crítica similar en mi novela Serendipias hacia un sistema social basado en el capitalismo, donde se menciona al dinero como el nombre Dios salve al Rey. El poseedor de una gran suma será más que un Rey, será un Dios.

¿Deberíamos vender nuestra alma por un “buen” trabajo?

Desde luego no creo que nadie hoy en día se plantee estas cosas si la alternativa es morir de hambre.

Orwell recibió críticas positivas, sin embargo él mismo despreció la novela y hasta llegó a pedir que no se reeditara mientras él viviera. En este sentido comprendo la gran influencia que pudo tener el personaje principal, Gordon Comstock, por parte de su creador.

En todo caso Orwell siempre consigue que me identifique con sus relatos. Tal vez esta sea la clave: la telepatía entre lector y escritor.

Hoy en día el mundo está globalizado. El individuo como unidad individual pierde fuerza. Esta novela me lleva a meditar sobre la capacidad de cada uno de nosotros para combatir una ideología o un sistema aceptado por la mayoría.

¿Crees que una sola persona puede ir contra todo un sistema aunque no sea para derrocarlo, sin para eludir las garras de los principios que sustenta?

Me gustaría pensar que sí.

Artículo relacionado: Rebelión en la granja. G. Orwell.

Artículo relacionado: Homenaje a Cataluña. G.Orwell.

Suscríbete a mi blog y  recibirás los artículos.

¡Compartiremos Ciencia ficción!