Nunca me abandones. Kazuo Ishiguro.

nunca-me-abandones-kazuo-ishiguro

Pensemos por un momento: ¿La vida es lo más importante para las personas?

La respuesta parece sencilla. Afirmativo.

¿Cualquier proceso es válido para preservarla?

La respuesta no es tan evidente.

¿La ingeniería genética irrumpe con la ética para conseguir ese objetivo? 

¿Hasta dónde llegaríamos para conseguir que nuestra vida fuera más longeva? 

Creo que a poco que meditemos, nuestro afán por la supervivencia no tiene límites. 

Estos son los temas son los toca Kazuo Ishiguro en su novela Nunca me abandones, Kazuo Ishiguro.

De una forma velada y con una narrativa armónica, Nunca me abandones nos traslada a un mundo donde existe una sociedad paralela compuesta por adolescentes y destinada a salvar otras vidas. 

Durante la novela sientes esa mezcla entre la pureza que se halla en una nueva persona con una vida por descubrir y el triste destino de otras enfermas. 

Saber que eres donante de órganos desde que naces y entender que esa es tu finalidad es realmente inquietante.

¿qué sociedad no estaría dispuesta a clonar seres humanos con tal de salvar otras vidas?

Dicho de esa manera no es ético ni legal que algo así pudiera suceder, pero hemos de reconocer que los seres humanos siempre andamos con mentiras, vulnerando las leyes.

Dicho así parece que no existan en el ser humano buenas virtudes, que todas nuestras acciones estén infectadas por alguno de los siete pecados capitales.

No se trata de eso, la humanidad tiene sus cosas malas y sus cosas buenas: la eterna contienda entre el Bien y el Mal. El diablo nos da siempre la posibilidad fácil, la que todos deseamos. El camino del Bien es tortuoso.  

Nunca me abandones, Kazuo Ishiguro es una distopía que nos conducirá por el controvertido tema de la manipulación de seres humanos.

Nunca me abandones, Kazuo Ishiguro trata estos temas desde la ingenuidad de unos chicos que ven la vida con esperanza, con la confianza que sus cuidadores les han infundido, sabiendo que no tienen futuro.

Esta novela me recordó en cierto modo a Klara y el sol, en la que Kazuo Ishiguro aborda temas que rayan la viabilidad ética sobre la inteligencia artificial, que conciernen al ser humano en cuanto a sus sentimientos. 

En ambas novelas sentí que la historia pedía más, un final o una conclusión determinante, aunque lo cierto es que no es fácil finalizar cuestiones tan controvertidas como estas. 

Nunca me abandones se llevó al cine en 2010 con un resultado discreto en cuanto a su recaudación y crítica. Es una historia difícil de llevar al cine con cierto atractivo, tal vez poco visual para lo que muestra la novela.

Kazuo Ishiguro (Nagasaki, Japón, 8 de noviembre de 1954) es un escritor británico de origen japonés que escribe en lengua inglesa. Recibió el Premio Nobel de Literatura 2017.


Deja un comentario