Consejos de Stephen King para escribir un libro.

consejos para escribir un libro

consejos para escribir un libro

De la magnífica obra Mientras escribo, de Stephen King, he extraído una serie de consejos para escribir un libro que serán de utilidad para mejorar nuestro proceso creativo:

Escribir es mágico; es, en la misma medida que cualquier otro arte de creación, el agua de la vida. Consejos de Stephen King. El agua es gratis. Conque bebe.

consejos-para-escribir-un-libro-magia
Consejos para escribir un libro. Magia.
  • Cuando una persona escribe (y supongo que cuando pinta, baila, esculpe o canta), siempre hay otra con ganas de infundirle mala conciencia. No tiene mayor importancia.
  • Escribir una historia es contarselo a uno mismo. Cuando reescribes, lo principal es quitar todo lo que no sea la historia. Cuando ya tienes clara la historia y las has contado bien, pertenece a cualquier persona que quiera leerla. O criticarla. Si tienes mucha suerte serán mayoría los que prefieran lo primero a lo segundo.
  • A veces hay que seguir aunque no haya ganas. A veces se tiene la sensación de estar acumulando mierda, y al final sale algo bueno.

¿Qué es escribir?

  • Qué es escribir: telepatía. Conseguir que lo que yo te cuento, tú lo veas.
  • En el arte de escribir todo es lícito mientras no se tome a la ligera. Debes tomártelo en serio.
  • Lo de “querer decir” es muy importante. No compliques las frases con una palabra emparentada en segundo o tercer grado con la que se quería usar.
  • Evita la voz pasiva. El sujeto de una frase con el verbo en voz activa hace algo, mientras que al de una frase con verbo en voz pasiva le están haciendo algo.
  • Desconfía del adverbio.
  • Si quieres ser un buen escritor, lo primero es hacer dos cosas: leer mucho y escribir mucho.
  • ¿Hay algo que dé más ánimos a un aprendiz de escritor que darse cuenta de que lo que escribe, se mire como se mire, es superior a lo que han escrito otros cobrando? También leemos para medirnos con los buenos escritores y los genios, y saber hasta dónde se puede llegar.

La capacidad arrebatadora de un buen argumento combinado con prosa de calidad es una sensación que forma parte de la formación imprescindible de todos los escritores.

  • Hay que leer de todo, y al mismo tiempo depurar (y redefinir) constantemente lo que se escribe. Leer es el centro creativo del escritor. Genera confianza con el proceso de la escritura. Cuánto más leas, menos riesgo correrás de hacer el tonto con el bolígrafo.
  • Ritmo de trabajo: primera redacción= 3 meses, 2000 palabras diarias =180.000 en tres meses.
  • Lugar. Casa a puerta cerrada.
  • No esperes al muso. El trabajo es procurar que el muso sepa dónde encontrarte a diario.
consejos-para-escribir-un-libro-la-musa
Consejos para escribir. La Musa
  • La gente que compra libros no se guía por el mérito de una novela. Quieren una historia entretenida para el avión, algo que los cautive desde el principio, que los absorba y los impulse a girar la página. Esto ocurre cuando los lectores reconocen a los personajes, su comportamiento, su entorno y su manera de hablar.

La descripción.

  • La descripción es la visualización de lo que quieres hacer vivir al lector, y trasladar a la página lo que ves en tu cabeza.
  • Una descripción insuficiente deja al lector perplejo y miope. El exceso de descripción lo abruma con detalles e imágenes. El truco es encontrar el punto medio.
  • Escribe lo que quieras, infúndele vida y singularizalo vertiendo tu experiencia personal de la vida, la amistad, las relaciones humanas, el sexo y el trabajo. Sobre todo el trabajo. A la gente le encanta leer sobre el trabajo; no sé porqué, pero es así.
  • Todos los relatos y novelas constan de tres partes: que hace que se mueva la historia de A a B y por último hasta Z, que genera una realidad sensorial para el lector, que da vida a los personajes a través de sus voces. El argumento es incompatible con la creación auténtica.
  • Los libros han de basarse en situaciones más que en historias. Tengo preferencia por la situación y los personajes, que al principio son planos, sin rasgos distintivos. A menudo vislumbro el desenlace, pero nunca he exigido a ningún grupo de personajes que hagan las cosas a mi manera. En algunos casos el desenlace es el que tenía previsto, pero en la mayoría surge como algo inesperado. Además de ser el creador de la novela, eres su primer lector.

Diálogos.

  • La clave de escribir diálogos buenos, como en todos los aspectos de la narrativa, es la sinceridad. Importante para que tenga resonancia y realismo. Los personajes han de hablar libremente.
consejos-para-escribir-un-libro-dialogos
Consejos para escribir un libro: diálogos.
  • Los personajes a medida que avanza el relato me acompañan, crecen. Cuando crecen mucho empiezan a influir ellos en el desarrollo de la historia, no al revés.
  • No usar los adverbios en los diálogos. Tampoco los verbos de atribución (jadear, graznar, espetar). Lo mejor es usar “dijo”.
  • Si escribes narrativa descubrirás que todos los personajes que creas tienen algo de ti.
  • Una vez tengas escrito el núcleo de la historia es necesario que te plantees su significado y enriquezcas las versiones sucesivas con tus conclusiones. No hacerlo sería robarle a tu obra (y a tus futuros lectores) la visión del mundo que hace que los relatos que escribes sean tuyos y de nadie más.

Versiones de la novela.

  • ¿Cuántas revisiones? Dependerá de cada autor pero nunca menos de dos versiones, una a puerta cerrada y otra con la puerta abierta.
  • Una vez tengas la primera versión puedes entregarlo a tus primeros lectores.
consejos-para-escribir-un-libro-revisar
Consejos para escribir un libro. Revisar.
  • Versiones: La primera es tu obligación decidir de qué habla tu libro. La segunda, tercera o cuarta dejarlo más claro. Dejarlo reposar 6 semanas y después preguntarse si la historia es coherente y si se puede mejorar. La resonancia , algo que perdure un poco en la mente y el corazón del lector después de haber cerrado el libro.

Fórmula en las revisiones. 2º versión=1º versión -10%.

El efecto de una poda sensata es inmediato, y a menudo asombroso.

Lectores cero.

  • Muy recomendable los lectores cero. Cinco o seis personas de confianza. Si consultas a la gente indicada (y aceptan leer tu libro), te enterarás de muchas cosas. Si tiene sentido lo que oyes, haz los cambios. No puedes dejar que participe todo el mundo en tu relato, pero sí la gente más importante.  No solo es posible, sino aconsejable.
Lector cero
Lector cero
  • El lector ideal, esa persona para quien escribes. Te ayudará a salir un poco de ti mismo, a leer lo que sale de tu pluma como un lector cualquiera. Quizá sea la mejor manera de cerciorarse de que te mantienes fiel a la historia: una manera de interpretar en público, aunque no la haya y mandes tú en todo.
  • El lector ideal también es la mejor manera de calibrar si el relato posee el ritmo correcto, y si has introducido los precedentes de manera satisfactoria. El ritmo es la velocidad con que progresa la narración. En círculos editoriales corre la idea tácita ( y por lo tanto ni justificada ni analizada) de que las historias y novelas de mayor éxito comercial tienen un ritmo rápido. La premisa, imagino, es que hoy en día la gente está muy ocupada, y se distrae tan fácilmente de la letra impresa que la única manera de no perderla es convertirse en un cocinero que vende hamburguesas y patatas a todo trapo, recién salidas de la freidora.

Oye, ¿tú escribes por dinero?

  • Como escritor primerizo, si escribes relatos te interesarán las revistas pequeñas. Si has escrito o escribes una novela, te convendrá fijarte en las listas de agentes literarios.
consejos-para-escribir-un-libro-dinero
Consejos para escribir un libro. Dinero.
  • Conviene ser especialmente desconfiados con los agentes que piden dinero a cambio de leer lo que has hecho. Los hay serios pero abundan demasiado los cabrones sin escrúpulos . Al que esté impaciente por publicar, le propongo saltarse las cartas a agentes o editoriales y costearse él la edición, que para eso hay editoriales especializadas. Al menos recibirá algo a cambio por su dinero.
  • Ahora voy a coger el toro por los cuernos. Es una pregunta que me hace la gente de distintas maneras. Hay quien me la hace educadamente y hay quien a lo bestia, pero siempre se reduce a lo mismo: Oye, ¿tú escribes por dinero?

La respuesta es que no, ni ahora ni nunca. No niego que mis libros me hayan dado mucha pasta, pero nunca he escrito ni una sola palabra pensando en que la pagarían (…) Puede que sirviera para pagar la hipoteca y los estudios de los niños, pero no, eso es aparte. Yo he escrito porque me hacía vibrar. Por el simple gozo de hacerlo. Y el que disfruta puede pasarse la vida escribiendo.

Escribir no es cuestión de ganar dinero

Escribir no es cuestión de ganar dinero, hacerse famoso, ligar mucho ni hacer amistades. En último término, se trata de enriquecer las vidas de las personas que leen lo que haces, y al mismo tiempo enriquecer la tuya. Es levantarse, recuperarse y superar lo malo. Ser feliz, vaya. Ser feliz.

Stephen King.

Escribir es mágico; es, en la misma medida que cualquier otro arte de creación, el agua de la vida. El agua es gratis. Conque bebe.

Bebe y sacia tu sed.

¿Has leído Mientras escribo de Stephen King?

Cuéntame qué te parecen estos consejos.

En esta sección puedes encontrar otros artículos relacionados con el proceso creativo.

Suscríbete a mi blog y  recibirás los artículos.

¡Compartiremos Ciencia ficción!


Deja un comentario