Rebelión en la granja: el libro que marcó una época.

george orwell rebelion en la granja

Rebelión en la granja. George Orwell.

El argumento de rebelión en la granja aborda el comunismo con una sátira inmejorable.

Pensemos por un momento en George Orwell sentado delante de su máquina de escribir. Año 1943, durante la segunda guerra mundial. Hitler y Stalin con un pacto de no agresión para cambiar el mundo, o más bien para destruirlo.

La crítica ante los totalitarismos de cualquier clase llevaron al autor a crear esta sátira. El nacional socialismo y el comunismo se habían convertido en dos armas de destrucción masiva.

Qué mejor argumento para idear una novela.

¿Crees que hoy en día se podría construir una sátira similar contra la corrupción o los sistemas perversos que siguen gobernando a muchos países?

Creo que sí. La prueba de ello es que la novela se ha utilizado en las escuelas de algunos países para enseñar a los niños que ni siquiera conocen la historia de la Unión Soviética.

Como lector conocí el título hace muchos años, pero la temática no me atraía. Los textos alegóricos no me convencían y preferí conocer al autor por sus novelas de ciencia ficción

Leí 1984, uno de los relatos más populares del autor británico, de la que destaco el ingenio de crear un argumento social que luego se ha utilizado en la realidad en bastantes ocasiones: el concepto hermano mayor o gran hermano

Me he deleitado con su novela Que no muera la aspidistra, crítica y lucha contra el capitalismo. Y tengo sobre mi mesilla de noche un volumen con más de mil páginas titulado Ensayos de Orwell.

Después leí Homenaje a Cataluña. Esta novela me sorprendió gratamente, pues supuso una serendipia que no encontraba: la visión de un miliciano en el bando republicano durante la guerra civil española; la objetividad de Orwell ante los acontecimientos vividos en primera persona es incuestionable.

Pero al fin abordé Rebelión en la granja. Orwell ya me había ganado hacía tiempo como autor de referencia.

Rebelión en la granja es otra obra maestra de inconfundible valentía por el momento en el que se publicó.

Sentémonos delante de una máquina de escribir allá por el año 1940, después de haber participado en la guerra civil española.

Meditemos sobre la genialidad de escribir esta sátira en contra de los totalitarismos emergentes que años después gobernaron el mundo.

Tengamos el valor de publicar esta novela en 1945 en contra de Stalin y Hitler.

Rebelión en la granja es todo eso. Es la crítica al sistema comunista, es también mostrar el deseo de los seres humanos por el poder absoluto, es la manipulación de las masas a través de la propaganda y la fuerza.

George Orwell escenifica en la Granja Solariega un escenario alegórico donde los animales son los personajes de la sociedad. En esta granja se simboliza al dictador, al pueblo y  a la clase obrera.

Todos los animales representan distintos personajes políticos de la época. En ellos podremos encontrar similitudes evidentes a Stalin, Lenin, Trotsky, Hitler o Churchill.

Una crítica al comunismo de Stalin que había pactado con Hitler, para posteriormente hacerlo con el gobierno británico.

De la novela destacó el magistral prólogo: La libertad de prensa. Solo por ello, recomiendo su lectura, pues es una demostración clara de que la novela sigue vigente en nuestros días. Cualquiera que lo lea, comprobará que en el siglo XXI existen muchas granjas, muchas rebeliones, muchos cerdos, y muchas injusticias provocadas por sistemas totalitarios.

La experiencia vital y la genialidad se unen en George Orwell.

George Orwell luchó por unos principios desde una trinchera, pero su mayor baluarte fueron sus novelas en contra de los totalitarismos. Sus textos se han llevado a las escuelas como forma de enseñanza.

Debemos entender que en el ser humano reside siempre la tentación de abusar del poder para utilizarlo en contra de nuestros congéneres.

La referencia de esta obra entendida como una instrucción para futuras generaciones nos podrá salvar de nuestra propia autodestrucción.

Rebelión en la Granja es un legado que debemos tener en cuenta para que las sociedades puedan prosperar en la igualdad.

No debemos olvidar nuestra historia para aprender de nuestros errores. En el mundo siguen gobernando muchos dictadores disfrazados bajo gobiernos supuestamente democráticos.

En alguna ocasión mis lectores me comentan la influencia que Orwell ha tenido en mi novela El sueño de Gark. Un sistema social controlado por un ente ajeno a nuestra voluntad. Un futuro que se asemeja a la novela 1984.

¿Vivimos en libertad o estamos sujetos a sistemas tan perversos como el comunista disfrazados con el traje de la opulencia y el consumo?

¿Conoces alguna novela de este corte?

Cuéntame tu opinión.

Artículo relacionado: Homenaje a Cataluña. G.Orwell.

Artículo relacionado: Que no muera la aspidistra. G.Orwell.

Suscríbete a mi blog y  recibirás los artículos.

¡Compartiremos Ciencia ficción!


Deja un comentario