La conjura de los necios. John Kennedy Toole.

La conjura de los necios – J.Kennedy Toole

la-conjura-de-los-necios

La conjura de los necios es una de esas novelas que te preguntas porqué ha sido tan popular.

Sus personajes son estrambóticos, y la historia no es menos que una conjunción de hechos al menos singulares, y sin embargo este es el gancho. La cotidianidad dentro de lo superfluo, las propias relaciones personales…¿Cuántas veces la razón o la lógica las gobierna?

De todos los libros aprendo algo y a todos llego por alguna extraña confluencia de circunstancias.

A La conjura de los necios llegué como en otras muchas obras, por casualidad; salí de la librería con una novela que no buscaba.

El título me pareció sugerente, la sinopsis también. Otra vez caí en los encantos de un clásico del siglo pasado y en esta ocasión no se trataba de ficción, no era Orwell ni Bradbury ni Dick.

Un sugerente título que el lector apreciará.

“Conjura” y “necios”, ambas palabras me cautivaron en cierta manera.

Aquello sonaba a antisistema y no hay asunto que más me atraiga que el contrapunto al sistema establecido; no en vano, mis dos novelas, El sueño de Gark y Serendipias tienen a mi modo de entender una visión crítica que el lector, o mejor dicho el ser humano, no gusta de aceptar.

Un personaje principal muy bien construido.

En ocasiones, algún lector de mis novelas me ha dicho: “no me he identificado con el personaje principal”. No creo que como lectores nos debamos identificar con ellos.

En «La conjura de los necios» no creo que se dé tal circunstancia y sin embargo creo que la potencia de Ignatius Relly como personaje nadie lo discute. Unos se reirán de él o a otros le infundirá pena, en cualquier caso lo importante es que el lector se sienta involucrado con los hechos por absurdos que puedan parecer.

En «La conjura de los necios» encontraremos a Ignatius Relly, personaje principal de la novela, anacrónico, idealista, y como en el propio prólogo se describe, una mezcla entre el Quijote (de Cervantes) y Hardy (el gordo y el flaco).

En definitiva, un demente luchador sobre causas perdidas.

Como escritor lo que más valoro de esta novela es la propia construcción de los personajes, un variado conjunto de seres humanos que tienen poco que ver entre ellos, con sus miedos y apetencias, sus objetivos y obsesiones. La credibilidad de los personajes se las confieren sus propios defectos.

Tras conocer el periplo que la novela sufrió hasta su publicación y la propia biografía del autor, es incuestionable que John Kennedy Toole se vio influenciado por variables que en su vida tuvieron incidencia y que plasmó (como hacemos todos los escritores) en su novela; ejemplos de ello son la figura de su madre y la ciudad donde se desarrolla la acción, Nueva Orleans.

Finalmente, no quiero dejar pasar la ocasión para anotar esta obra como otra más en el extenso currículum de novelas que recibieron la negativa de las editoriales para su publicación por falta de interés.

Años después de la muerte del autor, y ante la insistencia de su madre, la novela fue publicada con éxito. Otra redundante circunstancia entre los escritores: el éxito a título póstumo.  

En el blog comento otras novelas. Si te gusta la ciencia ficción, el terror, o la fantasía pasa por AQUÍ.

¿Has leído esta novela?

¿Te gusta la ciencia ficción?

Un comentario en “La conjura de los necios. John Kennedy Toole.”

Deja un comentario